La Academia de Gastronomía de Eivissa y Formentera celebró su Asamblea General anual, en la que presentaron las cuentas correspondientes al año 2019 y se aprobaron propuestas e iniciativas para 2020. «El confinamiento ha ralentizado la hoja de ruta que teníamos prevista para este curso, pero estamos trabajando para dinamizar los proyectos. En 2020 vamos a convocar las primeros Premios Gastronómicos de Eivissa y Formentera donde queremos poner en valor el trabajo que se realiza en los restaurantes de las islas, la fantástica labor de productores que de una forma casi ‘romántica’ están poniendo en valor los productos kilómetro cero, recuperando variedades tradicionales, así como el trabajo de muchos profesionales de las Pitiüses que a lo largo de los años han conseguido que nuestra gastronomía fuera un importantísimo valor añadido a la oferta turística», declaró Pedro Matutes.

Pedro Matutes: «Queremos poner en valor el trabajo que se realiza en los restaurantes de las islas»

Además, se aprobó la ampliación de la web con una guía informativa de restaurantes de las dos islas y se acordó convertir el restaurante de Cas Gasí, gracias al ofrecimiento de sus propietarios Maga y Luis Trigueros, en cocina residente de la Academia donde se irán realizando eventos gastronómicos a lo largo del año.

Andrés Rodríguez, académico

Durante la celebración de este encuentro anual, se oficializó el nombramiento de Andrés Rodríguez como nuevo miembro de la Academia, con la lectura de su discurso ante el pleno de la institución y con la asistencia del presidente del Consell, Vicent Marí, y del primer teniente de alcalde del ayuntamiento de Santa Eulalia, Miguel Tur.

Andrés Rodríguez: «Esta es la isla del placer sensual, del ‘carpe diem’, de ponerse al sol desnudo»

El nuevo académico es presidente de la editorial SpainMedia y editor y director de las publicaciones Forbes y Tapas Magazine. En su discurso ‘Piratería y Gastronomía, primas hermanas’, Roddríguez hizo un recorrido histórico comparando la relevancia histórica de la cocina de las islas, con la llegada a lo largo de los siglos de distintas incursiones de piratas. «No se puede entender Eivissa y su hermana Formentera sin describirlas como unas islas en constante invasión. El payés es de poco hablar porque teme que si habla le invadan de nuevo. Le invadieron los piratas berberiscos y hoy les invaden las alertas de la aplicación de Idealista y los clubbers. La ultima invasión se produjo el día que llegaron los turistas a los que las cuentas de resultados tanto echan de menos esta temporada».

Primeros premios

Los premios reconocerán la gastronomía pitiusa

La Academia tiene pensado celebrar, a partir del año que viene, premios gastronómicos que ensalcen el producto y la labor locales.

«Eivissa aprendió del Mare Nostrum su profunda vocación hedonista. Esta es la isla del placer sensual, del carpe diem, de ponerse al sol desnudo como en Can Rafaelet en Formentera aún cuelgan en tiras de peix sec. Esta es la isla del amor por uno mismo. Así que propongo resumir estos tres verbos: masticar, deglutir y digerir en un solo: disfrutar», afirmó el nuevo miembro.

Andrés Rodríguez terminó agradeciendo a los miembros de la Academia su apoyo como nuevo miembro, comprometiéndose a ayudar de manera desinteresada a las labores de la Academia sin olvidarse, por supuesto, de los piratas «que tanta hambre pasaron y que tanta hicieron pasar».

Producto local

Alberto Rodríguez y David Reartes diseñaron un menú para la ocasión en el que las verduras y hortalizas tuvieron un papel protagonista y el producto local fue la base de todos y cada uno de los platos. Los vinos que se degustaron también fueron de bodegas locales como Ibizkus y Can Rich.
Una oferta gastronómica basada en el kilómetro cero y que ambos cocineros quieren convertir en la línea de creación y trabajo de Cas Gasí.